En este documento se le enseñará a autoadministrarse una inyección subcutánea (debajo de la piel) de filgrastim (Neupogen®) o pegfilgrastim (Neulasta®) con una jeringa prellenada. Su enfermero examinará esta información con usted.

Información sobre el medicamento

Nombre del medicamento: ______________________________

Horario de administración del medicamento: ______________________________

Dosis: ____________

Volver arriba

Cómo guardar el medicamento

  • Guarde las jeringas prellenadas en el refrigerador. No las guarde en el congelador. Si el medicamento en el interior de la jeringa se congela por accidente, deje que se descongele en el refrigerador. Si se congela más de una vez, no lo use. Llame al médico o enfermero para recibir más instrucciones.
  • Una jeringa puede dejarse a temperatura ambiente durante un máximo de 24 horas. No deje el medicamento expuesto a la luz solar directa.
  • Si tiene preguntas acerca de cómo guardar o transportar las jeringas al viajar, hable con el médico, enfermero o farmacéutico.
 
Volver arriba

Cómo autoadministrarse una inyección

Reúna los materiales

  • Jeringa prellenada, con un protector de plástico transparente colocado en la aguja
  • Paños con alcohol
  • Recipiente para instrumentos cortopunzantes desechables u otro recipiente a prueba de pinchazos, como un frasco de detergente para ropa.
    • Consulte la sección a continuación “Cómo guardar y desechar los instrumentos médicos cortopunzantes en el hogar”, para obtener instrucciones de cómo elegir un recipiente para este tipo de instrumentos.
  • Gasa o bolita de algodón de 2 × 2
  • Band-Aid®

Prepare la inyección

  1. Retire la jeringa prellenada del refrigerador 30 minutos antes de darse la inyección, para que pueda alcanzar la temperatura ambiente.
  2. Prepare un área limpia para trabajar donde pueda colocar en orden todos los materiales. Puede trabajar en el baño, si es privado y hay espacio suficiente.
  3. No sacuda la jeringa. Si lo hace, el medicamento podría dañarse. Si se ha sacudido, es posible que se vea espuma en el medicamento y no debe utilizarse.
  4. Revise el medicamento:
    • Nombre. Asegúrese de que el nombre del medicamento que aparece en el envase o en la etiqueta de la jeringa concuerde con lo que su médico le recetó.
    • Fecha de vencimiento. Compruebe que aún no haya pasado la fecha de vencimiento que aparece en la jeringa. Si la fecha ya pasó, deseche la jeringa en el recipiente para instrumentos cortopunzantes.
    • Concentración. Fíjese que la concentración del medicamento sea la que el médico le recetó. La concentración se indica en el punto de color del envase.
    • Color. Cerciórese de que el medicamento que está en la jeringa sea transparente e incoloro. No lo use si cambió de color, se ve turbio o tiene cristales.
  5. Lávese bien las manos con agua y jabón o use un antiséptico para manos a base de alcohol.

Elija un sitio de inyección

  1. Elija una de las siguientes zonas como sitio para administrarse la inyección (véase la figura 1):
    • La parte exterior de los brazos.
    • El abdomen, excepto la zona de 2 pulgadas o 5 cm situada alrededor del ombligo.
    • La zona media de la parte de adelante de los muslos.
    • La zona superior de las nalgas.

    Lleve un registro del sitio que utilizó la última vez, y escoja un sitio diferente cada vez. Elegir un sitio nuevo puede ayudar a evitar el dolor en un sitio en particular.

    No aplique la inyección en una zona que esté adolorida, enrojecida, magullada o dura. No aplique la inyección en una zona que tenga cicatrices o estrías.

  2. Doble la ropa que tape el sitio de la inyección para dejarlo al descubierto.
  3. Rasgue 3 de los bordes del envase cerrado de un paño con alcohol. Sostenga el envase por el borde que no rasgó. Abra el envase con mucho cuidado para exponer el paño con alcohol, pero no lo saque. Coloque el envase abierto en el área de trabajo limpia. Usará este paño con alcohol para limpiar la piel del sitio de la inyección justo antes de administrársela.

Adminístrese la inyección

  1. Retire la jeringa de su envase.
  2. Sostenga la jeringa por el medio, como un bolígrafo o un dardo. Con mucho cuidado, tire de la tapa de la aguja para sacarla (véase la figura 2). Una vez retirada la tapa, no apoye la jeringa contra nada. No deje que nada toque la aguja, ni siquiera sus dedos. Si algo la toca, debe desecharla en el recipiente para instrumentos cortopunzantes. Llame al médico o enfermero para que le den instrucciones de qué hacer a continuación.
  3. Verifique que no haya burbujas de aire en la jeringa. Si hay burbujas de aire, sostenga la jeringa en posición vertical con la aguja hacia arriba. Dele golpecitos a la jeringa con los dedos hasta que las burbujas de aire suban a la parte superior de la jeringa, cerca de la aguja. Lentamente, empuje el émbolo para hacer que las burbujas de aire salgan de la jeringa.
  4. Con la otra mano, tome el paño con alcohol. Limpie la piel del sitio de inyección presionando el paño con firmeza. Comience en el centro del sitio y siga con movimientos circulares hacia afuera. Deje que la piel se seque antes de aplicar la inyección.
  5. Sostenga la jeringa con la mano con la que administrará la inyección. Sosténgala como lo haría con un bolígrafo o con un lápiz cuando esté listo para escribir. Con la otra mano, pellizque un pliegue de piel en el sitio de inyección.
  6. Introduzca la aguja en la piel con un movimiento rápido en un ángulo de 90 grados (en posición vertical y hacia abajo).  (Véase la figura 3). Aún no coloque el pulgar en el émbolo.

Cómo guardar y desechar los instrumentos médicos cortopunzantes en el hogar

Guardar los instrumentos médicos cortopunzantes

  • Use un recipiente de plástico vacío con una tapa roscada, como un frasco de detergente para ropa.
    • Elija un recipiente que sea lo suficientemente fuerte como para que las agujas no atraviesen los lados.
    • Elija un recipiente irrompible.
    • No guarde los instrumentos cortopunzantes en botellas de vidrio, botellas de refrescos, jarras de leche, latas de aluminio, latas de café ni bolsas de papel o de plástico.
  • Etiquete claramente el recipiente “Instrumentos cortopunzantes del hogar: no reciclar”. Manténgalo fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Coloque los instrumentos cortopunzantes en el recipiente con la punta hacia abajo después de utilizarlos.
  • No llene demasiado el recipiente. Cuando esté lleno más de la mitad, deje de utilizarlo. Envuelva la tapa con cinta fuerte para crear un sellado más seguro y evitar fugas.
  • Mantenga el recipiente separado de la basura para reciclar.

Desechar los instrumentos médicos cortopunzantes

  • Si vive en Nueva York, puede colocar el recipiente sellado con el resto de la basura para su recolección. No lo coloque con la basura para reciclar.
  • Si vive en otro condado de Nueva York o en otro estado, consulte con el departamento de salud local para que le den instrucciones.
  • También puede llevar el recipiente sellado a:
    • Su enfermero en su próxima consulta en la clínica
    • Cualquier hospital o clínica particular del estado de Nueva York
    • Una farmacia local
Volver arriba