COPENHAGUE (AP) — Jóvenes enmascarados en Suecia prendieron fuego a decenas de automóviles y le lanzaron piedras a la policía, llevando al primer ministro a denunciar una noche de vandalismo “sumamente organizado”.

Unos 80 vehículos fueron incendiados en la noche, principalmente en la segunda ciudad más grande de Suecia, Gotemburgo, y en la cercana ciudad industrial de Trollhattan. También se reportaron incendios en Malmo, la tercera mayor ciudad del país, informó el martes la policía.

La policía señaló que los incendios iniciaron en un corto periodo de tiempo y se cree “que hay una relación entre los incendios”.

“Hasta ahora, no conocemos el motivo”, dijo el vocero de la policía Christer Fuxborg a The Associated Press. “Nuestra teoría es que los incendios de alguna forma fueron coordinados en redes sociales como Snapchat, pero no sabemos por qué”.

El medio local Goteborg-Posten dijo que en días recientes la policía había estado activa en la búsqueda de narcotraficantes en Frolunda, un suburbio de Gotemburgo en donde hubo algunos incendios.

“Honestamente, no sabemos si esto tiene algo que ver”, dijo Fuxborg.

Fotos publicadas en el tabloide sueco Aftonbladet mostraban a hombres vestidos de negro cargando antorchas en un estacionamiento cerca de Gotemburgo.

La agencia de noticias sueca TT dijo que según testigos, “numerosos jóvenes enmascarados” se dieron a la fuga después del incidente.

Varios de los jóvenes, enfrentados en el lugar por los agentes, han sido identificados.

"Hemos hablado con ellos pero no podemos comprobar que fueron ellos los que desataron los incendios. También hemos hablado con sus padres”, dijo Fuxborg a la prensa local.

Dos personas, de 16 y 21 años de edad y vecinos en Frolunda, fueron detenidas e interrogadas, dijo Foxburg. Después fueron arrestados bajo sospecha de provocar los incendios. Es posible que más sospechosos sean detenidos.

El primer ministro Stefan Lofven fustigó a los alzados, preguntándoles: “¿Qué demonios están haciendo?”.

En una entrevista con la radio sueca, expresó: “Realmente estoy enojado por esto... la sociedad debe responder con firmeza”. Dijo que los incendios parecen haber sido un episodio de vandalismo “sumamente organizado”.

No se ha reportado ningún herido. Sin embargo, los sucesos tienen ocupados a las fuerzas policiales y a los cuerpos de rescate, y han sembrado el temor entre la ciudadanía.

"Estoy asombrado. Esto es terrible, es destructivo y es por pura maldad", apuntó al diario Goteborgs-Posten Jonas Ransgaard, miembro del concejo municipal de Gotemburgo.